Sistemas de trepado

Los sistemas de trepado permiten construir elementos de hormigón de gran altura mediante un proceso reiterativo de avance por fases, en el que el encofrado de cada fase, apoyado sobre una consola de trepa, se ancla al hormigón ya endurecido de la fase anterior a la que se desea hormigonar.

Con estos sistemas se pueden ejecutar, a una o dos caras, presas, puentes o grandes muros, entre otros, y en edificación, huecos de escalera, ascensores, etc…

Los sistemas de trepado se pueden clasificar, principalmete, en tres tipos: convencional, guiado y autotrepante.

En el convencional, las unidades se izan con la grúa y se cuelgan de anclajes de trepado, incorporados al hormigón previamente.

afeci_guia2016_pag13

En el guiado, por su parte, los módulos se elevan también con grúa, pero su movimiento vertical va guiado sobre rieles que proporcionan una mayor estabilidad frente al viento.

Por último, en el autotrepante, los módulos se elevan de forma autónoma a la grúa, con equipos hidráulicos propios.

Además del equipo de consola trepante, estos sistemas incorporan plataformas de trabajo superiores (para hormigonar) e inferiores (para la recuperación de anclajes.

La elección de un tipo de trepante depende, entre otros factores, del tamaño y geometría del módulo, del plazo de ejecución de la obra, del tipo de anclaje trepante, de la carga de viento y de los elementos de elevación disponibles y su capacidad de carga.