Encofrados ULMA para una infraestructura de gran envergadura en Filipinas

31/05/2021

  • Cebú Cordova Link Expressway es el proyecto de infraestructuras más esperado de Cebú y uno de los mayores de Filipinas. Surge con el objetivo aliviar el intenso tráfico entre Córdova, capital de la isla de Cebú y segunda ciudad de Filipinas- y la de Mactán.

Con la puesta en marcha del Cebú Cordova Link Expressway se creará una nueva conexión entre el área industrial de Cebú y el Aeropuerto Internacional de Mactán, así como con los nuevos desarrollos urbanos de Córdova, constituyendo un canal de vertebración y un elemento dinamizador para la economía local.

Con una longitud total de 8,25 km y una anchura de 27 m, la autopista de enlace Cebú-Córdova contará con dos carriles en cada dirección, que darán servicio a unos 40.000 vehículos diarios.

La infraestructura de mayor envergadura une, sobre el agua, las ciudades de Cebú y Córdova y consiste en el diseño y construcción de un puente atirantado de 650 metros, con un vano principal de 390 metros entre los pilonos. Además, el proyecto estará formado por varios viaductos, así como por un tramo de calzada sobre terraplén de 5,2 kilómetros de longitud.

ULMA ha desarrollado en este proyecto estructuras de complejidad técnica: los pilonos, las plataformas de trabajo para la colocación del atirantado, las pilas y los dinteles, las dovelas cero, y la viga dintel más importante del proyecto, por tamaño, singularidad técnica y por las interferencias del tráfico durante su ejecución.

El proyecto consta de dos pilonos octogonales, variables a todas las caras, y 150 metros de altura. El sistema autotrepante ATR no solo ha solventado la altura y geometría de los pilonos sino que se ha adaptado a la presencia de una cruz ornamental metálica de 50 m de altura embebida en el hormigón, homenaje a la llegada de Magallanes a Cebú.  Asimismo, la flexibilidad del sistema ha permitido que se adecuara a la presencia de los cajones de atirantado, embebidos en el muro, durante el proceso de hormigonado. Una interferencia importante en el interior de los pilonos durante la Fase 3 prevista también en el diseño inicial de la solución.

El empleo de este sistema ha permitido disponer la grúa para otros trabajos auxiliares, como el de ferrallado.

Todos los sistemas se han diseñado teniendo en cuenta la seguridad y confort de los trabajadores, así como la productividad del proceso. De hecho, tenían incorporadas plataformas del trabajo totalmente cerradas que han posibilitado llevar a cabo el trabajo en condiciones de viento extremo, típico de la zona. El Sistema Autotrepante ATR, diseñado especialmente para adecuarse a los requisitos de estos dos pilonos, ha dispuesto de tres plataformas de trabajo. La plataforma principal destinada a la trasmisión de cargas, labores de ferrallado y retranqueo del encofrado; la plataforma intermedia donde se encuentra la unidad/ sistema hidráulico, y la plataforma de recuperación de conos.

Además, el propio encofrado ha contado con plataformas de trabajo para garantizar en todo momento la seguridad de los trabajadores.

La solución final del encofrado se ha dividido y diseñado en tres fases diferentes:

– Fase 1: desde cimentación hasta tablero de losa (44,27 m).

– Fase 2: desde tablero de losa hasta inicio de sección transversal (50,18 m).

– Fase 3: desde el inicio de la sección transversal hasta la cima (41 m).

La planificación de los procesos de trabajo ha supuesto una mejora en los ritmos de ejecución: tongadas de 5 metros de altura en ciclos semanales.

La siguiente fase de las obras de construcción del puente ha consistido en la instalación de los tirantes que conectarán los dos pilonos al tablero del puente. Para ello, ULMA ha suministrado plataformas BMK para facilitar las labores de colocación y atirantado de los cables en la fase 3 de los pilonos.

La conexión de la carretera costera sur de Cebú (CSCR) con el puente principal, ha requerido de una viga dintel de apoyo de grandes exigencias técnicas. El equipo de ingeniería de ULMA ha propuesto una solución basada en el Sistema MK para llevar a cabo una viga de sección cuadrada de 45 m de longitud apoyada sobre dos pilas y con voladizos de hasta 8,3 m.

La presencia del personal de ULMA en este proyecto ha sido constante, acompañando al cliente día a día y desde el inicio del proyecto, aportando soluciones, en tiempo real, a cualquier consulta técnica.

Ficheros